KINTEKI

“Bolas de Oro”, “Metal”

Kinteki se denomina a la zona genital o mejor dicho a los testículos. También se denomina SUZU “Campanita/Bola” y en otras escuelas tradicionales (Ko Ryu) también hacen referencia a la campana para denominar este Kyusho.

En Koto Ryu se denomina KOSGI “La Fuerza del Tigre”, en Takagi Yoshin Ryu se denomina RENRO. Pudiendo decir que se encuentra en los puntos de presión de todas las escuelas por ser una de las zonas más sensibles y con menor protección, conocido por los más profanos. Siendo un blanco ideal en cualquier altercado. En la distancia media el arma empleada es la patada frontal y sobre todos los ataques ascendentes con el empeine. En la distancia corta el más empleado es la rodilla. Sin olvidarnos de las presiones con agarres con la mano, estrujamiento y torsión de los testículos. Siendo un blanco ante cualquier pelea, debemos aprender a protegerlos mediante un adecuada postura (Kamae) ya que carece de cualquier protección. Ichimonji no Kamae es una postura ideal, al encontrarnos de perfil ofrecemos menor silueta, la pierna adelantada nos protege de la zona genital y al tener el peso distribuido podremos eludir cualquier patada o barrido a la pierna simplemente pasando a Hicho no Kamae.

Casi ningún deporte de contacto protege esta zona tan sensible ya que su ataque está prohibido, consiguiendo esto un hábito que llevado al combate real puede ocasionarles una amarga experiencia, ya que golpeados en dicha zona, se doblarán de dolor, ofreciendo su columna ante cualquier ataque, por ejemplo, el codo, o ataques con la rodilla a su cara.

Los testículos son un órgano externo con numerosas terminaciones nerviosas, sin protecciones óseas ni músculos. Un golpe sobre estos produce un dolor insoportable e instantáneo. Falta de aire, ganas de vomitar, falta de equilibrio, sudores fríos y desvanecimientos producidos por la bajada repentina de la tensión arterial, ya que el bazo envía rápidamente un flujo de sangre hacia los testículos. Un fuerte golpe puede hacer remontar los testículos por el canal inguinal o un aplastamiento de éstos, provocando un desorden neurovegetativo, entrañando un síncope. Los agarres a los testículos con presión o golpes con la mano produce una contracción de los músculos abdominales. En la técnica KIN KUDAKI (Aplastando la campana) es un claro ejemplo de resolución ante ataques inesperados desde atrás.

SHIDOSHI

2009-11-28