YOROI KUMIUCHI

Yoroi hace referencia a la armadura. Kumiuchi a los agarres en el combate.

Yoroi hace referencia a la armadura. Kumiuchi a los agarres en el combate.

Durante el período Kamakura (1.192), el kumiuchi era una parte indispensable en el entrenamiento de los guerreros. Empleando los campos de batalla, variando según el tipo de armadura empleada, pero haciendo uso de la fuerza del enemigo.
Durante el período Heian (794-1.191) se empleaba el Ô-Yoroi, la Gran Armadura, muy pesadas y difíciles de manejar, y que restringían seriamente los movimientos del guerrero.

Durante este período también se empleaban otras armaduras más ligeras, alrededor del cuerpo, sujetadas del brazo derecho, denominadas Hiramaki, empleadas sobre todo por las tropas de a pie. Fue desde el final del siglo XV hasta el final del siglo XVI, en la época de guerra que se emplea la armadura moderna, denominada Tôseigusoku, mucho más ligera, que añade protecciones en brazos y piernas. Anteriormente ya se había añadido el Sode o protección sobre los hombros y el Kabuto o casco. Esto permitió desarrollar en esta época técnicas más sofisticadas en el combate cuerpo a cuerpo. Dependiendo del tipo de armadura, el peso podía oscilar entre los 25 y 35 Kilogramos, haciendo que se deba mantener el centro de gravedad bajo.

En los agarres hay que saber utilizar la fuerza del enemigo para desequilibrarle, hacer como las ramas del sauce cuando son azotadas por el viento, y llevarle al suelo. La lucha entonces continuaba en el suelo, donde terminaba el combate con una técnica de Hojo Jutsu (atar al enemigo) o con la cabeza del enemigo en su mano, por eso cuando los guerreros caían al suelo adoptaban una postura defensiva, empleando sus pies contra el adversario.

Durante el período Edo se desarrolló el Kumiuchi contra las vestimentas ordinarias, denominándose Suhada, Heifuku, Kumiuchi. En 1.868, con la reforma Meiji se acabó con la clase samurai y el empleo del Yoroi en la batalla, aunque el sistema del Kumiuchi ha seguido desarrollándose hasta nuestros días.

Yoroi Kumiuchi

José Ignacio Llarena - Shidoshi

2009-08-28