SHINZEN REI (KOTODAMA)

La enseñanza de los Dioses más poderosos protegerá eternamente a los que tengan un corazón puro

CHIHAYAFURU KAMI NO OSHIEWA TOKOSHIENI TADASHIKI KOKORO MIO MAMORURAN.”

“La enseñanza de los Dioses más poderosos protegerá eternamente a los que tengan un corazón puro”

“SHIKIN HARAMITSU DAIKOMYO”

Estas palabras Budistas, tienen una estrecha relación con el “SEISHIN TEKI KYOKO”, se refiere al refinamiento espiritual a través de las Artes Marciales para llegar a ser seres humanos íntegros, sinceros, leales y honestos. Trabajo desarrollado dentro de la Bujinkan Dojo.
Se recita como un mantra de protección, para “realizar un entrenamiento seguro y agradable”.
El origen data del Siglo VIII.

SHIKIN:
Se refiere a la sensación y armonía percibida por el sentido del oído y del corazón. Desde el oído llegamos a la protección de la vibración del sonido, despertando ciertas sensaciones. Es el sentido creativo que nace de la unión de dos polos opuestos (IN/YO). Refiriéndose al sonido que crea, poseyendo las propiedades de un mantra.

HARAMITSU:
Conocido en lengua sánscrita como PARAMITA (“Cruzar a la otra orilla”), la cual es el SATORI (“Iluminación”) del Budo o un estado permanente de despertar espiritual que sobrepasa los límites de la vida y de la muerte. Es la frontera entre la vida y la muerte, la línea en la cual se mantienen las Artes Marciales, para que de esta manera se tenga una perspectiva del Universo.
La esencia Paramita, consiste en no sentir rencor, dolor o envidia y en desarrollar perseverancia en la relación con el mundo que nos rodea.
Refiriéndose a las seis prácticas (paramitas) que se deben de cumplir para cruzar la frontera y alcanzar el Cielo: Ofrenda, Moralidad, Paciencia, Esfuerzo, Concentración y Sabiduría.

DAIKOMYO:
En el Budismo significa el gran resplandor de Buda. Es la luz de las velas encendidas en el Dojo, que nos enseña e ilumina el camino que hay que recorrer, liberándonos  del sufrimiento propio y ajeno.
Es la iluminación desde nuestro interior hasta el exterior.
La luz del corazón se manifiesta en el plano físico como la luz de nuestro corazón despertando el KONO KOKORO “Corazón Benevolente”.

SHIDOSHI

2009-11-19