NIN YAKU

-----------------

NIN-YAKU: LAS MEDICINAS.

Yaku, Kusuri hace referencia a las medicinas, pero también a las drogas. El nin yaku son las medicinas ninja. El Ninja en sus misiones llevaba el Kusuribin, un recipiente tubular de bambú donde transportaba sus pócimas medicinales, entre las que se encontraban ungüentos para las heridas (So-yaku), píldoras nutritivas (Kitsuke-gusuri), venenos (Doku) tanto vegetales como animales: veneno de serpiente (Doku Hebi) y por supuesto antídotos para el veneno (Gendoku yaku).

-. El SO YAKU es el empleo de la medicina para curar heridas y curar enfermedades (Fitoterapia). Lo primero que hay que hacer ante un corte es lavar la herida con un antiséptico, para bloquear los organismos patógenos que generan infecciones. El Ninja lavaba sus heridas con una mezcla de bebida alcohólica realizada de patatas (Shochu) y jugo de hojas de cedro japonés. Ya que el alcohol es un gran antiséptico y las hojas de cedro actúan como anestesia.

Las hojas y los tallos del llantén mayor (Plantago major) machacadas por un mortero, una simple piedra o masticando las hojas y aplicándola sobre la herida, tienen los mismos efectos.

Para parar la pérdida de sangre, se colocaba directamente sobre la herida cenizas de tallos de arroz. Asimismo, el hollín de las chimeneas es un buen desinfectante y cicatrizante, al igual que el polvo del carbón vegetal.

El “pedo de lobo” (Lycoperdon perlatun) en plena madurez tiene una masa parda que aplicada sobre una herida detiene la sangre y es cicatrizante. Tiene cualidades antibióticas, facilitando su curación.

La milenrama (Achillea millefolium) es conocida como la “hierba de las heridas” o “hierba de los soldados” ya que sana las heridas.

He aquí unas cuantas plantas cicatrizantes: arnica, tomillo, valeriana, salvia, eucalipto, sauco, abedul, ciprés, aloe, nogal, etc.

El shinobi también llevaba en su equipo una tiza de piedra o de arcilla (sekihitsu), para escribir sobre árboles o piedras. Para este cometido también se puede emplear carbón vegetal dado su versatilidad de empleo: medicina: antiséptico, antipútrido interno, desinfectante bucal, dolores estomacales, etc.) para purificar el agua, creando un filtro con piedras, arena y carbón vegetal, confeccionar pólvora, etc.

El yodo es otro gran antiséptico y se encuentra en gran número de plantas silvestres y en algunas algas marinas como el fucus. Estas plantas sueltan una savia amarilla o una leche como el diente de león.

Ante las quemaduras lo primero que hay que hacer es refrigerar la zona afectada con agua fría hasta que disminuya el calor y luego aplicar claras de huevo, que es un colágeno natural o la pulpa de aloe vera. Otros remedios caseros consisten en aplicar sobre la quemadura miel, huevo batido con aceite de oliva (que es un buen cicatrizante) colocarlo en una comprensa sobre la quemadura.

En plena naturaleza podemos encontrar aspirinas, hay plantas y cortezas que contienen el principio del ácido salicílico, para la eliminación del dolor y de la fiebre como el Sauce Blanco (Salix Alba).

-. CHU YAKU son los medicamentos empleados ante las picaduras y mordeduras de insectos. Con las plantas podemos preparar ungüentos para las picaduras o repelentes.

Ante una picadura de abeja, las avispas no dejan aguijón, hay que sacar el aguijón con unas pinzas. No apretar la zona para no extender la toxina. Una vez retirada mezcla barro o arcilla con agua o tu propia saliva y aplicándolo sobre la picadura te aliviará. Ante el escozor de los aguijones toma una hoja verde de bardana o el jugo lechoso de las hojas de higuera o llanten mayor y frota sobre la zona afectada.

Como repelente de mosquitos podemos emplear tomillo o quemar semillas de comino, el humo producido es una gran repelente.

-. ICHO YAKU son las medicinas empleadas para los desórdenes digestivos. Las hojas de diente de león, que es una extraordinaria verdura silvestre, lavada y comida cruda o cocida son excelentes para esta patología. La rosa silvestre o escaramujo es excelente para el estomago, así como beber jengibre rallado.

Para los dolores estomacales o diarreas tomar polvo de carbón vegetal disuelto en agua. Muchas veces el beber agua contaminada puede producir estos trastornos, si no se puede purificar hirviendo el agua, introducir una planta seca de romero que es purificador y elimina las bacterias.

El ajo, al igual que la cebolla, es un antibiótico natural.

-. GEDOKU YAKU son antídotos contra venenos. Cuando se trata de un veneno desconocido, primero se ingesta la clara de 20 huevos y vomitarlo, esto te permitirá expulsar el veneno de tu organismo. Acto seguido toma la infusión de jiguilete. Si no dispones de claras de huevos lo mejor que puedes hacer es beber mucha agua, vomita todo y vuelve a beber mucha agua. Las aguas ferruginosas son un buen antídoto para el envenenamiento por arsénico. Para el envenenamiento por opio, cicuta, estramonio, beleño, tomar café.

Para los ácidos corrosivos mezclar agua y harina a modo de una lechada espesa e ingerir.

Otro remedio es tomar carbón vegetal pulverizado en agua tibia.

Para provocar el vómito toma agua con sal y come huevos, una vez vomites toma ajo crudo.


Félix Llarena

2012-01-26