LA VIA DEL SHINOBI

El ninjutsu se entendía como SHINOBU HO

Hace 900 años el ninjutsu se entendía como SHINOBU HO («El arte de Evadirse»), o sea, el camino de la perseverancia y el aguante. Después, fue llamado Ninjutsu («Nin» quiere decir perseverancia o aguante del verbo Shinobu y «Jutsu» que significa Arte). Una vez que se empezó a practicar llegó a ser Ninpo que abarca un concepto filosófico o religioso, como el arte del Combate.

El Arte del Ninjutsu está formado por las 30 leyes del Cielo, Tierra y Hombre y las 5 técnicas de esconderse.

El Ninjutsu verdadero no es para asesinos y malhechores, sino para aquellos que quieran cultivar la fuerza y la perseverancia y tengan la fuerza de voluntad para encontrar una mayor forma de vivir dentro de la felicidad. Esa aureola de fantasía que se ha atribuido a los Ninjas como practicantes de brujería, artes ocultas, magia, supersticiones, ladrones y asesinos es totalmente equivocada. Las personas que enseñan estas prácticas o preparan a la gente con este fin están desvirtuando el Arte, practican el TSUJIGIRI (Corte con espada a víctimas inocentes con vida) a sus estudiantes.

Hoy en día muchos artistas marciales tienen un espíritu erróneo, sin mantener una actitud especial en la mente y el espíritu, arruinando el verdadero sentimiento de estas Artes.

El objetivo del Bujutsu o Artes Marciales es proteger a su sociedad y a uno mismo de todo mal. A los verdaderos artistas marciales no les gusta la violencia ni la guerra.

El mensaje del Ninpo es el mensaje del Amor, ama la belleza de la naturaleza y el Espíritu humano.

El camino correcto para llegar al alumbramiento (SATORI) o la verdad en las Artes Marciales consiste solamente en comprender las leyes de la Naturaleza. Siempre debe existir un balance correcto entre naturaleza humana y las reglas.

Desgraciadamente, se están llevando al olvido estas leyes universales, ¿por qué?
-Pérdida de los valores humanos, el trepidante ascenso de algunas personas hacia el codiciado cinturón negro sin el «tiempo de práctica» (KEIKO) necesario. KEIKO es el tiempo de práctica y dificultad necesaria con mucha paciencia, sufrimiento están claramente expresadas en el «Nin».

Personas que instruyen sin la licencia tradicional o autorización del Soke, con una prematura e inapropiada promoción del Rango.

La pérdida del Arte Marcial para pasar a ser un deporte de competición, donde lo importante es la VICTORIA. Takamatsu Sensei decía: «No pienses sólo en triunfar sobre el enemigo, sino en ser un hombre digno de vivir».

Al igual que el Bushi (guerrero), el ninja se rige por 5 mandamientos y 10 reglas.

El Ninjutsu es el arte de vivir, el Bushi se guía por el código de la muerte, ganar o morir, rigiéndose por el GO-JO (5 virtudes del guerrero): CHI: Sabiduría, Prudencia. GI: Justicia, Honor. JIN: Dignidad. SHIN: Espíritu. REI: Comportamiento justo y adecuado a las circunstancias. El 5 (GO) es un número estrechamente relacionado con el Ninpo: GO GYO, GO TOMPO...

El 8 es el número de la buena suerte en Japón, es parecido al infinito. Las 8 formas básicas del Taijutsu. El 9 es el número con mayor fuerza y 10 significa el compromiso de llevar a cabo lo que se propone.

Este respeto de las leyes naturales nos permitirá el KAIGEN (Despertar Espiritual) relacionado con el vacío total.

Estas reglas y mandamientos pueden ser adaptadas a los tiempos y al entorno actual, gracias a estas reglas el Ninpo ha sobrevivido durante estos siglos.

El Ninja tiene que proteger la paz y la seguridad de su familia de él mismo. Debiendo trabajar con un gran sentido de la justicia. Cultivar el amor a la familia, padres y maestros. Servirles, cuidarles y un puro respeto por los ancianos. Actuar con honestidad.

Nunca se debe emplear el Ninpo para su lucro personal o puro entretenimiento de nadie.

El Ninja olvida todas las tristezas, rencores, enojos u odios, no dejandose arrastrar por estos malos sentimientos, los acepta y considera una prueba. Ese es el más notable espíritu del Ninpo, toma todo como si fuera una bendición de la madre naturaleza.

El Ninja respeta la vida y nunca debe matar a nadie, ni robar, ni lastimar a personas indefensas.

No te olvides del camino del bien, debes llevar una vida digna. La persona que no sea justa y no ayude a una persona en peligro va contra las leyes de la naturaleza. Nunca se debe permitir que la ambición, la lujuria, y el ego se posesionen de tu alma.

Un verdadero Ninja debe evitar los caminos de los falsos deseos, ambiciones y metas, no dejándose arrastrar por el YONO DAKU (mujeres, licor, dinero y placer).

Debe hacer un cuerpo fuerte, cultivarse y perfeccionarse. La vida del Ninja debe entrenarse intensamente. Su vida debe ser sencilla y normal. Concretando todo su tiempo y mente en la práctica del Budo y su mente inmersa en el Bujutsu.

El Ninja debe estudiar los 8 campos de la Sabiduría (NINJA NO HACHIMON), temas religiosos (KYOMON), meteorología, y los 18 grados del Entrenamiento NINJA JUHACHI KEI.

Estos son los elementos básicos y el gran secreto Ninja. Estas reglas no son ni crueles, ni causan demasiado peso a nadie, son simplemente las reglas que se deben seguir para alcanzar el Shinobi, el arte furtivo, para descubrir y proteger la verdad.

Estas reglas naturales son los talismanes del Ninja, las que permiten encontrar la plenitud de la vida a través del Ninpo.


José Ignacio Llarena - SHIDOSHI

2010-05-30